Odontología Conservadora

La odontología conservadora y restauradora nos permite prevenir, detener y curar la caries dental en todas sus fases, por lo menos para la mayor destrucción de los tejidos del diente. La caries dental puede afectar ligeramente a la estructura del diente, destruyendo únicamente el esmalte o progresar a etapas más graves, invadiendo tejidos más profundos como la dentina o pulpa.

El tratamiento de la caries dental se basa en la eliminación de tejido infectado y la posterior reconstrucción de materiales biocompatibles pierde en el caso de los materiales compuestos. Esto es lo que se conoce comúnmente como los empastes dentales y de lo que hoy conocemos como los empastes dentales. Resultado positivo se obtiene haciendo todos los procedimientos pertinentes con los mejores materiales y una excelente restauración de la anatomía de cada diente.

Hoy en día, la odontología restauradora abarca un abanico de posibilidades en cuanto a materiales y técnicas de restauración. La vieja amalgama restauraciones ha perdido popularidad cambiando a otro más fácil de usar con materiales de altas propiedades físico-químicas y mejores resultados estéticos.